FANDOM


¿Estamos siendo espiados?

Todas nuestras actividades en Internet son monitorizadas y controladas por los distintos servidores por los que pasamos. Desde los ISP (con los que contratamos el acceso a Internet) hasta los gobiernos, pasando por Google, Yahoo, Microsoft, Facebook, Twitter... y hasta en los centros comerciales.
Robert tappan morris

Google, por ejemplo, recoge información sobre nuestros hábitos de navegación, búsquedas, correos electrónicos, navegación en los mapas y del uso de muchos otros servicios, incluyendo los de los teléfonos Android, y usan esa información para  mostrarnos anuncios que puedan captar nuestro interés, vender estadísticas, ofrecer servicios avanzados, etc.

Otras empresas hacen lo mismo y además elaboran y venden estadísticas. De ahí el afán por colocar en nuestros navegadores barras de herramientas cuya principal misión es obtener información nuestra sobre nuestros hábitos de navegación, cuando no persiguen además otros fines más oscuros.

Y no solo en el ordenador, los móviles son también espiados y muchas apps gratuitas que muestran publicidad reúnen información nuestra y la mandan a sus servidores para mostrar publicidad u otros fines.

Incluso en el mundo real (el físico y tangible en el que nos movemos) los comercios recogen los datos de compras de nuestras tarjetas de fidelización para averiguar, por ejemplo, qué productos se compran juntos y así ordenar los estantes o hacer ofertas de un producto para atraer clientes y luego cobrarles más de otro con el que se suele comprar conjuntamente y así compensar la oferta y obtener, incluso, mayor beneficio.

En principio nadie en Facebook, Twitter, Google, etc. lee esa información pues su volumen es ingente, son programas los que la analizan en busca de patrones e información relevante y los que elaboran los resultados para su aplicación.

Los gobiernos también hacen lo mismo. Por ejemplo la NSA de EE.UU. guarda millones de registros de llamadas de las operadoras norteamericanas y una buena porción del tráfico de internet que circula por el país. Luego los analizan automáticamente, con unos programas diseñados específicamente, en busca de relaciones y avisan a los operadores si encuentran algo que pueda serles de interés.

Al parecer con la NSA colaboran, de buen grado o no, las principales empresas informáticas (Microsoft, Google, Yahoo, etc.). ¿Por qué quiere la NSA la colaboración de estas empresas? porque muchos datos circulan cifrados y aunque pueda descifrarlos el coste en tiempo y recursos es tan elevado que necesitan una puerta trasera para acceder a nuestros datos rápida y económicamente.